Se abre la temporada de caza de trolls

Arriba, se paga por cabeza de troll.

Published in: on diciembre 22, 2008 at 3:05 pm  Comments (17)  
Tags: , , ,

17 comentarios

  1. Vas a tener que usar un contenedor de esos sprays. A los trolls se les agita la ira en fin de año. Es que enero les da urticaria, jajaja.

  2. pobrecito, le tocaron la barbie a kent….

  3. ¿Exactamente en qué consiste la urticariedad de enero para los trolls, Boris-tan-simpaticón? ¿O se trata simplemente de un pujo supervolucionario sobre el 1ero de Enero, uno de esos rídiculos chistes políticos de Palante de los que uno se ríe en las asambleas de núcleo pero que en la casa cojemos para ya sabes qué? Mira tú, yo te había comprado según te vendías, de inpolítico, pero este pujo januario, típico alarde supervolucionario de “vamos ganando todavía”, te ha revelado. Pues verás, ese alarde de ustedes es lo que da urticaria, que a pesar del desastre sigan engolándose de haber enrumbado el Granma hacia el dienteperro.

  4. Que falta hace ese spray. Los trolles estan a la orden del dia.

  5. Y ya vinieron a darnos guerra en este lugar también. Ale creo que te hará falta lanzar una campaña antivectorial, radiobatida incluida, con bazzooca anti troll, pero cuidado los que hacen la pincha no se roben el troll-veneno como hacen con el veneno de los mosquitos o si no lo único que logremos será ponerlos medio tontos pero más molestos y odiosos que antes de la fumigación.

  6. Barbie es la muñeca de juguete más famosa y vendida del mundo. Debutó el 9 de marzo de 1959 en la American International Toy Fair, feria del juguete en la ciudad de Nueva York. Fue creada por Ruth Handler esposa de Elliot Handler, co-fundador de la empresa Mattel. El nombre Barbie fue colocado en honor a la hija de Ruth, Barbara quien nació en Willows y fue al Willows High School siendo novia de Ken Carson desde 1961. El nombre completo de la muñeca es Barbara Millicent Roberts.

  7. n los años 50, Ruth Handler se dio cuenta de que su hija (Barbara), prefería jugar con muñecas con características adultas, en vez de las infantiles. En esos momentos, la gran mayoría de las muñecas que se fabricaban eran infantiles. Al darse cuenta del posible negocio, decidió proponérselo a su esposo y co fundador de Mattel, aunque la idea no llegaría a buen puerto, debido a la reacción que mostró el director de Mattel.
    Ruth Handler, durante un viaje a Alemania, descubrió una sex doll en un escaparate, llamada Bild Lilli, que no era precisamente un juguete para niñas. La muñeca en cuestión comenzó vendiéndose a hombres, pasando a venderse a niñas dada su popularidad, niñas que disfrutaban vistiéndola y cambiando su ropa. Lilli llegó a ser tan popular que traspasó las fronteras alemanas, alcanzando a los Estados Unidos.
    Cuando esto sucedió, Mattel, tras haber rechazado la idea anterior de Ruth Handler, compró los derechos de Lilli. Le dieron un cambio de imagen, un nuevo cuerpo, y un nuevo nombre, Barbie, en honor a la hija de Ruth, Barbara quien nació en Willows y fue al Willows High School siendo novia de Ken Carson desde 1961. Sin embargo el nombre completo de la muñeca es Barbara Millicent Roberts. Cuando estaba todo perfecto, se decidieron hacer nacer a Barbie el 9 de marzo de 1959 en la American International Toy Fair, conservando esa fecha, como el cumpleaños oficial de la muñeca.
    En su “debut”, Barbie lucía un peinado rubio muy a los años 60, con un bañador simulando en su estampado la piel de cebra. Con los años los modelos se han sabido ir actualizando, así como el color del pelo de la muñeca y la forma. La muñeca se creó como una joven apasionada de la moda.

  8. En el mundo actual Barbie dejó ya de ser una muñeca, para convertirse en un icono de la moda, además de que su mercancía es tan apreciada por las niñas (y coleccionistas) que Barbie ya no vende artículos basados en la muñeca. Ahora el sello Barbie produce una cantidad increíble de mercancías que si bien no se venden tan bien como la muñeca son una importante suma a Mattel. Entre los productos que podemos encontrar de Barbie, hay ropa para niñas, joyas, relojes, cajas registradoras, autos para niñas, juegos de PC, juegos de GBA, películas, estampas, accesorios de decoración, música, etc.

  9. inicios del 2007 comenzaron a ser lanzadas algunas líneas de esta muñeca tales como fashion fever o Barbie Girl, las cuales presentaban grandes cambios en cuanto a su presentación, entre los principales se encontraron: disminución de la estatura, ojos semirrasgados, acortamiento del cuello y presentación de pie-zapato, de forma permanente.
    En el año 2007 Mattel con el fin de enmendar su error de haber lanzado cuerpos con unas proporciones mucho más disminuidas que el cuerpo normal (bellybutton body) decide incluir a la línea playline (línea para el juego) el Model Muse body en sus colecciones Top models, Top model hair wear y Top model resort.
    En el 2007 se crearon las Pink Ribbon y Pink Hope Barbie de edición para coleccionistas las cuales están dedicadas especialmente a la lucha contra el cáncer de mama, todo lo recaudado por Pink Ribbon (primera edición) y por Pink Hope (edición más reciente) se destinan a una fundación contra este mal.

  10. mas que una barbie yo diria Alpeh and cesar que la elaine es la Stacy Malibu de la bloggosfera, jejejejeje

  11. @Anonimity Se te atragantó el comentario? Jajajaja !! Te cogió el spray !!! Pfffffffff

  12. el munequito de la gorrita es tan dulce, bien puede ser El Barbie, que tal si lo bautizamos como Boris el Barbie.
    Desde hoy , La Bloggosfera te bautiza como BORIS EL BARBIE que junto a STACY MALIBU, habran de luchar incansablemente por la VERDAD.
    Que viva el Spray antitrolls.

  13. @Alguien Esa manía con las barbies y los muñequitos… Vas a tener que ir a un psicoanalista, compadre !!! Jajaja.

  14. Ya son varias las generaciones de cubanos que sufrimos ese fanatismo que ustedes practican hoy. La experiencia nos autoriza, entonces, para hacerles llegar, como regalo de Navidad, algunos detalles sobre esa hermosa embriaguez que los embarga.
    Ustedes parecen gente noble, dedicados a la defensa un ideal que —en algún momento de sus vidas— identificaron con la palabra Revolución. Están dispuestos a cotas de sacrificios que serían absurdas para cualquier persona que no haya tenido la suerte, y el coraje, de conquistar una forma de ser que suele definirse con la palabra “revolucionario”. El revolucionario no es superior en sus cualidades mentales, sino en su deseo de poner sus habilidades al servicio de la comunidad. Los caminos por los que cada uno de ustedes llegó a identificarse como revolucionario varían según sus experiencias vitales. Unos lo heredaron de sus padres, otros lo aprendieron por imitación y algunos llegaron a reconocerse como tales después de un proceso intelectual cuasi doloroso, por el que pudieron convencerse a sí mismos, sin influencias externas, que esos ideales revolucionarios, esos principios que hoy defienden, encierran la forma más noble e inteligente de acabar con las injusticias que azotan este mundo.
    Todos esos caminos, por disímiles que puedan parecer, conducen a un punto común, a una plaza en la que cada uno de ustedes comparte con los demás un grupo de características comunes. Se sienten extrañamente felices. Disfrutan un placer inexplicable, una sensación ancestral de pertenencia a un grupo que —todavía hoy, siglos y siglos después de las cavernas— les permite creerse que están protegidos, y protegen, de algo que no por casualidad ustedes siguen llamando “depredadores”. El goce de esa pertenencia, convertida ya en arquetipo de bondad, o ideal altruista, los libera de la necesidad de respetar, y utilizar, las otras monedas de cambios que la evolución tardó cientos siglos en acuñar, y que —al igual que el altruismo— también tienen una gran importancia para el éxito reproductivo de nuestra especie.
    Ustedes, los verdaderos revolucionarios, desprecian la salud de sus cuerpos, están dispuestos a diluir sus inteligencias en el colectivo, reniegan de la belleza física que en ocasiones los acompaña y, llegado el caso, están dispuestos a considerar a sus descendientes, y familias, como un estorbo en la consecución de esos hermosos ideales a los que aspiran. Para ustedes la libertad consiste en ignorar, tanto como puedan, los límites de la naturaleza humana. La estrategia que escogen para burlar esos límites es bien simple: apuntarse al único de los ingredientes de esa naturaleza que no requiere ser demostrado en tiempo presente. Nadie puede ser tonto hoy en aras de ser un sabio mañana, nadie puede maltratar su salud con la idea de ser más saludable dentro de unos años; sin embargo, cuando de la bondad se trata, muchos están dispuestos a creer que la muerte es, ahora, un camino válido para construir, después, un futuro mejor.
    El goce que produce esa liberación es tan profundo que les impide entender por qué otros se niegan a aceptarla, y les hace sentir como algo doloroso, e insoportable, cualquier idea que vaya en contra de ese placer. Para defenderse de esa sensación ustedes desarrollan un abanico de estrategias mentales. Adoran a sus líderes, aprenden a congelar imágenes, separan las ideas de sus contextos, ignoran activamente las preguntas que estremecen su credo, desprecian al que las hace, y huyen de las respuestas por todos los medios posibles.
    Cuando esas estrategias fallan, sobreviene la violencia. Los contrarios son convertidos en enemigos y estos, para que puedan ser blanco de un odio sin remordimientos, son deshumanizados con cualquier calificativo. Así fue como los abuelos gritaron “paredón para los gusanos”, los padres “palos para la escoria”, y ustedes, los hijos, gritan hoy “cárcel para los agentes del imperio”. Detrás de cada una de esas consignas y campañas se esconde, sin embargo, algo mucho más triste que el dolor de una nación escindida. Se esconde el fracaso de varias generaciones de personas que, como ustedes, estuvieron dispuestas a darlo todo por la Revolución y fueron, en algún momento de sus vidas, utilizadas y descartadas.
    Ese es uno de los detalles que hemos descubierto. El fanatismo no hace política. Es un instrumento, puede llegar a ser carta de negociación o a convertirse en retórica, pero no mucho más. A la hora de hacer política los hacedores están obligados a poner a un lado sus ejércitos de fanáticos y pensar, actuar, y conversar, como si estos no existieran.
    Si miraran ustedes alrededor —hoy les resulta imposible, pero algún día no les quedará más remedio que hacerlo— podrían descubrir un rastro de guerrilleros heroicos abandonados a su suerte, apaleadores de gusanos obligados a recibirlos como mariposas, generales fusilados como vulgares narcotraficantes, poderosos ideólogos defenestrados, antiamericanos furibundos pidiendo visa en la Oficina de Intereses, igualitarios ahogados en la realidad de una doble moneda, sinceros atrapados en la pesadilla de la doble moral, y una infinidad de historias personales que muestran un reguero de vidas malgastadas en el póker del poder.
    Los más cínicos de ustedes pensarán que pueden dejar a un lado aquellos principios tan puros de su juventud y aprender, en una cadena interminable de aproximaciones y evitaciones, a ser parte y disfrutar de un poder que da buenas casas en usufructo, reparte comida en carritos refrigerados, invita a las recepciones, regala viajes al extranjero, paga clínicas allende los mares y permite escoger parejas más apetecibles. En ese camino malgastarán, también, buena parte de sus vidas para descubrir, al final, otro detalle que ya nosotros descubrimos: la lista de cínicos descartados es tan larga como la de los puros.
    Entonces sobreviene la crisis. Unos la resuelven con el suicidio, otros parten al exilio, algunos se esconden en un silencio culpable, y los más valientes empiezan a pensar en las víctimas que dejaron detrás, en ese dolor que sembraron durante sus años de pureza ideológica. Esos últimos se preguntan cómo fueron capaces de cometer aquellas atrocidades. Buscan y buscan, y un día descubren la verdadera versión de este párrafo definitorio:

  15. Aleph, excelente comentario, lo firmaria con los ojos cerrados. Y ahora yo buscaria la perspectiva de esa realidad, que tan bien describes, en el origen, en su legitimidad, porque todo esta construido sobre una mentira y una traicion. Les invito a leer una mejor argumentacion sobre la anterior afirmacion en uno de mis blogs http://laverdaddelasmentiras.blogia.com/
    que tiene un anexo con fragmentos de los primeros discursos revolucionarios que la apoyan.
    http://anexos.blogia.com/

  16. Hola, Ayer puse un comentario aplaudiendo la opnion de Aleph y no debio ser de tu agrado porque lo han quitado, lo siento, esas cosas pasan, es tu casa y tu decides a quien invitas. Un saludo.

  17. hola peña por si alguien esta tan atrapado en sus mundos de yupi que no sabe este secretito que yo se se lo voy a comunicar o a hacer saber de alguna manera LOS TROLLS NO ESISTEN dicho esto hay os dejo con vuestras alucinaciones auuuu


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: